Tendencias para tu baño

aquaclean-mera-geberit-italia-212373-relf1f29a9d

Tal vez una de las tendencias más obvias en las últimas ferias internacionales como la ISH de Frankfurt, sea la del inodoro bidé o inodoro con equipo de limpieza incorporado. La función de ducha integrada, con un chorro de agua vaporizada, se activa al pulsar un botón y desaparece cuando no se necesita. Algunos funcionan con un mando a distancia que facilita las tareas.

Además pueden incluir un sistema de extracción de olores incorporado en el propio bastidor de la cisterna empotrada. Se activa pulsando un botón situado en la parte superior, recoge el aire en el mismo inodoro y lo devuelve al baño ya purificado. El bidé, de repente, se hace innecesario en los baños, liberando de nuevo espacio para vivir. El diseño ha llegado hasta los asientos de los inodoros, que ahora son ergonómicos, disponen de un sistema de caída amortiguada para evitar los goles y son fáciles de montar y desmontar para su limpieza.

 aquaclean-mera-geberit-italia-212373-relbb0fce

El fenómeno de los espacios reducidos ha generado una línea de productos para decoración pensada para el aprovechamiento máximo y la funcionalidad. Los nuevos modelos de sanitarios son más pequeños que los tradicionales, con lo que se gana en amplitud y ligereza visual, el baño parece más grande y además liberan espacio para colocar objetos pequeños y accesorios. Facilitan la limpieza al eliminar los rincones y recovecos de difícil acceso. Además, combinan con decoraciones clásicas o modernas. La respuesta más contundente a estas demandas son los sanitarios que no tocan el suelo, que se apoyan directamente en la pared. Los elementos suspendidos han sido la baza perfecta para estas estancias, sobre todo para las que tienen poco espacio. Limpios, ligeros visualmente, cómodos.

 a8d40e69e6dc5edc0c7c4879f06d5f35

La cisterna es otro de los elementos que tiende a desaparecer para liberar espacio en esta habitación. Se proponen las nuevas cisternas empotradas en la pared que permiten esconder el tanque de descarga del agua del inodoro con lo que se consigue más espacio y amplitud. Existen modelos cuyo grosor es de 8 centímetros, lo que permite ganar hasta 20 centímetros respecto a la mayoría de cisternas cerámicas del mercado.

Los lavabos también se estrechan. En esta carrera por revolucionar el diseño y ganar metros cuadrados se ha desarrollado una nueva cerámica que permite reducir a la mitad el espesor de las paredes del lavabo, de 8 a 4 milímetros, sin perder estabilidad y resistencia.

Se instala el lavabo superpuesto o semiencastrado en la encimera o el mueble con formatos redondos, ovalados o cuadrados. Un mueble con cantos redondeados puede funcionar en un cuarto totalmente cuadrado y dejará más espacio para la puerta. Y si la grifería va montada a la pared, el lavabo puede ser más estrecho y crear más espacio para el montaje de toalleros y colgadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *